Esta usted en:

Fiestas


Celebra Santa Elena sus fiestas patronales el día 18 de agosto, festividad de la santa que le ha dado nombre al pueblo, si bien el que le fue dado oficialmente por el intendente Pablo de Olavide, director del proyecto de colonización de Sierra Morena en el siglo XVIII, fue el de Aranda del Presidente para distinguirla de Aranda del Duero, nombre con el que honraba al entonces presidente del Consejo de Castilla y del gobierno de Carlos III, el conde de Aranda. Esta denominación no prosperó popularmente, conservando el lugar el de la primitiva ermita que mandó construir el rey Alfonso VIII de Castilla, después de la batalla de las Navas de Tolosa en 1212, para que se conservara en ella la cruz de guía que había presidido sus ejércitos. Se eligió el nombre de esta santa, madre del emperador Constantino, por la creencia popular de que fue a ella a quien se debe en el siglo III el hallazgo de los restos de la cruz donde murió Jesucristo. Presenta la peculiaridad Santa Elena, a diferencia del resto de las Nuevas Poblaciones, de no tener como patrona oficial a la Inmaculada Concepción, advocación por la que el rey Carlos III sentía especial predilección hasta el punto de hacerla Patrona Universal de España y sus dominios de ultramar en detrimento del apóstol Santiago, iniciando por tal motivo el arzobispo de Santiago de Compostela un contencioso con el propio rey, el cual se resolvió nombrándose a Santiago patrón de España en su reserva. 

De las costumbres originarias de los colonos alemanes y suizos venidos en el siglo XVIII, el paso del tiempo no ha dejado más que la tradición de pintar huevos cocidos el Domingo de Resurrección, los cuales son comidos ese día en el bello paraje cercano a la Aliseda, no sin antes someterlos a un curioso rito, muy extendido por Centroeuropa, consistente en hacerlos rodar por una pendiente alfombrada de hierba para que no se rompan, circunstancia ésta que ha hecho posible que a la festividad de este significado día se la conozca en Santa Elena como Rulahuevos. Esta costumbre es conocida en las también nuevas poblaciones de Guarromán y Carboneros con el nombre de Pintahuevos, y en Aldeaquemada, fundada también por Carlos III, por Chocahuevos, o el más popular de la Cuca, sinónimo castizo de cascar o romper algo. 

Como pueblo eminentemente agrícola han sobrevivido, aunque con menos intensidad que en el pasado, las tradiciones y las festividades unidas al ciclo agrario, tales como la de San Antón, fecha en la que era costumbre encender lumbres, bendiciéndose ese día unas roscas en la iglesia que eran comidas por todos, y que incluso se les daba a comer a los animales que ayudaban en las faenas del campo para que el santo abad los protegiera de todo mal.

También es importante la “Romería de San Isidro” el 15 de mayo en donde el pueblo desplaza en carrozas adornadas al santo hasta el paraje de La Aliseda, donde se celebra una misa en su honor, una vez allí se pasa todo el día en el campo con la familia. Son numerosos los caballistas que acompañan y organizan carreras de cintas y otros juegos durante todo el día en este paraje de incomparable belleza natural.
Galería de Imágenes




Ayuntamiento de Santa Elena

Información Legal | Accesibilidad